Salamanquesa común

Salamanquesa común

En esta entrada pasaremos a escribir sobre las característicasclasificaciónreproducciónciclo de vidaalimentación, hábitat y distribución de la salamanquesa común, conocida por el nombre científico de Tarentola mauritanica.

Salamanquesa común | Tarentola mauritanica


Características de la salamanquesa común

Entre las características de la salamanquesa común podemos destacar que es una reptil pequeño, que mide desde los 5 centímetros hasta máximo unos 15 centímetros. Tiene un aspecto bastante robusto, con una cabeza con una forma triangular separa del cuerpo por un “cuello” muy marcado. En diferentes partes del cuerpo como las patas, cola o el abdomen, esta provisto de unos bultos prominentes con un aspecto cónico. El color que presenta esa salamandra es de un tono grisáceo generalmente, pero se pueden observar individuos de tonos más parduzcos o negruzcos. 

La Tarentola mauritanica recibe diversos nombres a lo largo de todos los lugares por donde se encuentra, por ejemplo esta salamanquesa en Portugal tiene el nombre común de osga, en Canarias se la denomina como pracan, perenquén o perinquén, en extremadura recibe el nombre de santorrostro, saltaojos o incluso saltarrostro, en Murcia se la llama pelá, en Aragón esgarrarropas  y en baleares por poner otra ejemplo, se denomina dragó, dragoner, dragolí o talla-robes.

Otra de las características de Tarentola mauritanica es la habilidad de poder regenerar la cola una vez la ha perdido, ya sea por un ataque o para defenderse y persuadir a sus atacantes. Cuan está regenerada tiene un tono más claro que la original y carece de las protuberancias. En la morfología general tememos una cabeza provista de una boca ancha y robusta, dos ojos grandes son párpados y con un pupila vertical. Además tienen cuatro extremidades con cinco dedos cada una, cada dedo con protuberancias laminares que se adhieren bien al suelo.

tarentola mauritanica

Taxonomía 

A continuación exponemos las taxonomía de la salamanquesa común, conocida como Tarentola mauritanica, junto con la clasificación:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Sauroptsida
  • Orden Squamata
  • Suborden: Lacertilia
  • Familia: Gekkonidae 
  • Subfamilia: Gekkoninae
  • Género: Tarentola
  • Especie: mauritanica

Alimentación de la salamanquesa común

La alimentación de la salamanquesa común es básicamente carnívora y dentro de esto se alimentan generalmente de insectos, como himenópteros (hormigas generalmente), dípteros ( moscas sobretodo), lepidópteros (mariposas y polillas) o ortópteros (saltamontes y grillos). La especie Tarentola mauritanica se alimenta generalmente en lugares muy próximos a la luz artificial cuando es de noche, esto es debido a que la mayoría de insectos son atraídos por estas luces y la salamanquesa aprovecha para cazarlos. 

Reproducción de la salamanquesa común 

La reproducción de la salamanquesa común comienza en los meses de primavera, pudiendo en algunos casos expandirse hasta los primeros meses de verano. Cuando llega está época  y con la llegada del celo, el macho busca una hembra con la que aparearse. Si una hembra acepta, el macho la muerdo por el vientre mientras se produce la cópula. 

Después de que una hembra esté fecundada y llegue el momento de poner la puesta, esta se esconderá entre las piedras, bajo las cortejas o algún sitio protegido para poner los huevos. Si es un lugar bueno para este proceso, es normal observar diferentes hembras en un mismo lugar poniendo huevos. Generalmente una hembra pone de 5 a 57 huevos a lo largo de toda la puesta, pero se sabe que las hembras pones pequeños grupos de huevos en diferentes estaciones. Normalmente la hembra de salamanquesa pone de 1 a 3 veces por año. Aunque se ha documentado que si existe gran abundancia de alimento, esta puede llegar a poner hasta 7 puestas a lo largo del año. 

Por esto podemos saber que la reproducción de Tarentola mauritanica es ovípara con fecundación interna. El tiempo que tardan los huevos en eclosionar es variable según la temperatura de incubación, pero podemos decir que está cerca de unos 40 días a 33 ºC y 70 días a 27ºC. Nada más nacer, las salamanquesas miden de 40 a 58 milímetros de longitud. 

Hábitat de la salamanquesa común 

El hábitat de la salamanquesa común es muy concreto, ya que en zonas naturales, se las puede observar únicamente en zonas rocosas o pedregales. También se las puede observar aunque con menos frecuencia, en el interior de los troncos, árboles o incluso matorrales. También puede variar según en la zona en la que se localice la especie, por ejemplo en Mallorca se conoce que aún habiendo muchas zonas rocosas, estas salamanquesas prefieren los algarrobos (Especie de árbol). 

El otro lugar donde habita la Tarentola mauritanica es en zonas cercanas a la población humana. Esto les convierte en especies antropófilas. Como hemos comentado antes, es muy común que esta especie aproveche la luz artificial de zonas urbanas para la cacería de presas durante la noche, por lo que esta especie también ocupa lugares para habitar en farolillos, fincas, albercas, cisternas, interior de edificios. Todo esto tanto en pueblos como en ciudades. 

Distribución 

La distribución de la salamanquesa común es muy amplia, debido a que a sido introducida en muchos lugares del mundo. Para empezar, esta especie está altamente distribuida por la cueca del mediterráneo, en países como Italia, España, Grecia o Turkía. Pero sobre todo es muy abundante en la Península Ibérica de España. 

Además, la especie Tarentola mauritanica a sido introducida en países como las islas Baleares, Canarias, Azores y Madeira. También se ha introducido en el continente americano en países como Montevideo en Uruguay, en Asunción situado en Paraguay, en Guayaquil que se encuentra en Ecuador, en Buenos Aires localizado en Argentina y en California en los Estados Unidos. 

Veneno de la salamanquesa común 

Muchas personas se preguntan si esta especie, la salamanquesa común es venenosa o si puede ser perjudicial de alguna manera para el ser humano. La respuesta es que no, la especie Tarentola mauritanica no posee glándulas venenosas con las que poder originar tal caso. Además tampoco posee ninguna estructura con la que inyectar ese supuesto veneno. Cuando la salamanquesa se siente amenazada, en el primer de lo casos huirá y en hipotético caso de que no tenga escapatoria soltará la cola para intentar escapar y que su presa se abalance a por la cola y no ella. 

En el caso de manipularlas con las manos, puede llegar a morder, pero no tiene fuerza en las mandíbulas como para hacernos daño y solo está provista de unos pequeños y finos dientes que no nos causarían ningún daño.  Pero mejor no llegar a este hecho, por lo general es un animal que puede convivir perfectamente con nosotros y no tenemos por qué tenerle miedo. 

Deja un comentario