Forficula auricularia

Forficula auricularia

En este caso hablaremos de la especie Forficula auricularia, conocida por el nombre común de tijereta común, junto con las características, alimentación, taxonomía, hábitat, distribución, picadura y más.

Forficula auricularia | picadura y características de la tijereta común


Características de Forficula auricularia

Entre las características de Forficula auricularia podemos destacar que es un insecto con la capacidad de volar pero que en raras ocasiones saca utilidad. Esta especie presenta un color parduzco con tonos más rojizos en determinadas zonas, tiene un cuerpo alargado y aplanado y está provisto de un par de antenas finas y con cuentas. El nombre común de este insecto es el de tijereta común, este nombre se puso debido a la apariencia que tiene los dos cercos situados al extremo de su abdomen y que tiene una apariencia de “pinza”. Además estos cercos cerrados se parecen a un  oreja cunado se pliegan y el nombre científico de auricularia hace referencia a esta característica tan concreta de estas especies. 

Las pinzas se observan en ambos sexos, solo que en las hembras tienen una morfología más recta y delgada y en los machos más curvas y más grandes. Otra de las características de la tijereta común es que las ninfas de esta, son muy similares a cuando son adultas y únicamente están ausentes de las alas en este estado. Esta especie tiene muchos mitos detrás y además es muy temida por su aspecto y todas estas historias. Entre las cosas por las que es temida, podemos decir que puede originar una plaga en cultivos, su aspecto “aterrador”, el mal olor que desprender si se sienten amenazadas o la tendencia de vivir en zonas urbanas. 

Taxonomía y clasificación

A continuación exponemos la taxonomía de Forficula auricularia, también conocida como tijereta común junto con su clasificación:

Alimentación de Forficula auricularia

La alimentación de Forficula auricularia es omnívora principalmente, esto es debido a que esta especie se alimenta tanto de otros insectos como de materia vegetal viva o en descomposición. Este animal está dotado de unas piezas bucales del tipo masticador con las que le es fácil triturar los alimentos. En algunos casos se ha documentado que la alimetación de la tijereta común puede ser a partir de individuos de su misma especie, siendo caníbales. 

En su dieta más herbívora pueden ingerir alimentos como brotes de árboles o césped, grano, hojas, frutos o flores. Este tipo de hábitos alimenticios se mantienen a los largo de todo su ciclo de vida y se observa su grado más alto de voracidad cunado las ninfas están apunto de pasar a ser adultas. Se sabe que una planta o similar ah sido atacada por una tijereta, cunado se observa que tiene unos agujeros pequeños y profundos, similares a los de las babosas pero sin baba. 

Reproducción de Forficula auricularia 

La reproducción de Forficula auricularia comienza cuando un macho encuentra a posibles hembras gracia a su olfato. Si una hembra accede a el apareamiento, el macho desliza sus cercos a modo de “pinza” debajo del extremo del abdomen de la hembra para que ambos aparatos reproductores entren en contacto físico. Este proceso puede durar varias horas si no son molestadas, además se ha observado en laboratorio que los mese donde más se se aparea esta especie son desde agosto hasta septiembre y que solo un apareamiento permite a la hembra fecundada poner huevos fertilizados. 

Cuando de las ninfas eclosionan de sus huevos y como ya hemos explicado, tienen un aspecto muy parecido a cuando son adultas, a excepción de la ausencia de alas y un color más claro. Estás ninfas transcurren por cuatro estadios antes de abandonar el nido hasta pasada la primavera y su primera muda. 

En invierno estas pasan el invierno enterradas a unos 5 centímetros debajo del nivel del suelo, en este lugar las hembras colocan aproximadamente unos 50 huevos durante el otoño. Después de esto, la tijereta entra en una estado de latencia junto a los huevos, mientras los huevos se desarrollan la hembra los defiende y los limpia de posibles hongos. Cuando las ninfas emergen de los huevos, la hembra también se queda con ellas hasta que alcanzan la madurez e incluso es posible la tijereta común que pueda poner una segunda puesta. 

Hábitat de Forficula auricularia y distribución

El hábitat de Forficula auricularia predomina en lugares con un alto índice de humedad, ya que no sobrevive en ambientes secos. La tijereta común es de hábitos tanto nocturnos como crepusculares, por lo general cunado es de día se mantiene escondida entre las grietas, debajo de las rocas, en los árboles caídos o es pequeños recovecos que gracias a su morfología pueda abarcar. 

La distribución de Forficula auricularia se centra como área natural en Europa, Asia Occidental y el norte de África, pero ha sido introducida en América del Norte y en América del Sur, por lo que estamos hablando de un especie cosmopolita. 

Picadura de Forficula auricularia 

La picadura de Forficula auricularia es inexistente, estos animales no están provistos de ningún aguijón o probóscide con la que poder ocasionar una picadura  a los humanos o algún animal. Los dos cercos a modo de “pinza” que poseen no las utiliza como medio defensivo ya que no tiene fuerza con ellas, sino como método reproductivo. En caso de molestarlas o manipularlas, como caso excepcional puede ser que muerda con sus mandíbulas pero no sentiremos dolor debido al pequeño tamaño que tienen.

Por lo que a la pregunta de que si la tijereta común tiene picadura, la respuesta es que no. Los humanos no tenemos que tener miedo a esta especie ya que no es perjudicial para nosotros. Respecto a si son venenosas, no lo son, al no tener glándulas venenosas o probóscide para inyectarlo. 

Deja un comentario