Reptiles

Reptiles

Reptiles
2.7 (54.29%) 21 vote[s]

En esta página exponemos las principales características y clasificación de los reptiles recopiladas, intentado englobar la máxima información de los mismos.

Reptiles | Características y clasificación


Definición de reptil

La palabra reptil proviene del latín, lo que viene a significar “que se arrastra“.  El significado literal de la palabra es “animal que se arrastra”

Características de los reptiles

Se han identificado unas 90.ooo especies de reptiles en el planeta y se originaron hace 300 millones de años, entre las que comúnmente conocemos como geckoscocodriloslagartos, culebras, lagartijas y víboras.

Los reptiles se encuentran en el filo de los cordados dentro del subfilo vertebrata  (vertebrados) y pertenecen al reino animal.

Las principales características de los reptiles se basan en que la mayoría de las especies son tetrápodos (se desplazan a cuatro patas), y del resto forman parte las serpientes, que se arrastran ya que carecen de extremidades con las que desplazarse.

El cuerpo de los reptiles está recubierto de escamas y placas que sirven para que el animal no se deshidrate.

Los reptiles son animales de sangre fría capaces de controlar su temperatura corporal cambiándose de lugar en función de la temperatura; en invierno se quedan aletargados debido a las bajas temperaturas.

La cabeza de los reptiles está dispuesta de ojos bien desarrollados y una boca con dientes en el caso de los lagartos y las serpientes. Además, todos los reptiles poseen una lengua que tiene la función de órgano sensorial, olfativo y táctil.

Los reptiles tienen una cola muy pronunciada que les sirve para equilibrar  su cuerpo, acumular grasas o defenderse de posibles depredadores. 

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio de los reptiles posee un corazón con tres cavidades y a su vez este tiene dos aurículas y un ventrículo. La sangre de estos animales pasa por los vasos sanguíneos teniendo circulación doble, además de cerrada e incompleta.

En el corazón no se mezcla la sangre arterial con la sangre venosa.

Algunas especies poseen un corazón con cuatro cavidades: dos aurículas y dos ventrículos, pero solo se da en los individuos más grandes, como los cocodrilos.

Sistema digestivo

El sistema digestivo de los reptiles está muy desarrollado y lo componen:

Una cavidad bucal formada por dientes, lengua, labios y unas glándulas salivares que comunican con la faringe, siendo el tubo muscular que comunica con el aparato respiratorio evitando la entrada de alimento en él.

Un esófago, siendo el encargado de mover por contracciones musculares  el alimento en la dirección del estómago. El estómago es el encargado de almacenar los diferentes alimentos antes de ser enviados al intestino. El intestino está dividido por uno grueso y otro delgado. El intestino delgado está formado por el yeyuno, duodeno e íleon. Además de las glándulas añejas siendo el hígado y el páncreas.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de los reptiles está formado por un encéfalo con forma alargada, es estrecho, sobresalen lóbulos ópticos y poseen un tercer ojo vestijal con la característica de ser un foto y termo receptor. Además de encontrar en la retina tanto conos como bastones.

La piel posee muchas terminaciones nerviosas ayudando al animal a desarrollar una sensibilidad hacia todos los cambios o alteraciones producidos en su alrededor .

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio de los reptiles se realizado mediante pulmones. Son órganos esponjosos cuyas funciones son principalmente, el intercambio de gases con el exterior. Al respirar, los músculos dilatan la cavidad torácica entrando el aire al interior de sus pulmones para después exhalar y comprimir la misma cavidad.

Los reptiles pueden llegar a presentar uno o dos pulmones y en algunas especies el segundo se encuentra atrofiado.

Clasificación de los reptiles (Orden)

Aquí exponemos la clasificación de los reptiles con las diferentes clases que existen y sus ejemplos. Pinchar en las fotos para más información.

 Alimentación de los reptiles

La alimentación de los reptiles es muy variada, principalmente existen cuatro tipos:

Los carnívoros son los animales que únicamente se alimentan de otros animales y lo conforman dos grandes grupos: los cocodrilos y las serpientes.

Los herbívoros son los menos numerosos dentro de esta clase. Lo componen los animales que únicamente se alimentan de materia vegetal, como las iguanas o algunos lagartos.

Los insectívoros son los animales que únicamente se alimentan de insectos, arácnidos, moluscos, anélidos …etc. A este grupo pertenecen numerosos lagartos y serpientes.

Los omnívoros son los animales que combinan diferentes tipos de alimentación, además de comer todo tipo de alimentos. Está conformado por muchos tipos de tortugas, serpientes y lagartos.

Reproducción de los reptiles

La reproducción de los reptiles es sexual, ponen huevos (ovíparos) y son amnióticos lo que significa que el huevo está recubierto de una membrana que impide que se seque. Gracias a esto, los huevos no necesitan depositarse en el agua como en el caso de los anfibios.

La fecundación es interna ya que no necesitan el agua para reproducirse, y disponen de un pene simple o de dos hemipenes, en el caso de muchas especies de serpientes.

La media de la incubación de los huevos varía según la especie, pero duran entre seis y doce semanas aproximadamente hasta que eclosionan.

Hábitat de los reptiles

El hábitat de los reptiles es total en casi todas las regiones del mundo, aunque hay más diversidad en zonas tropicales con climas cálidos. En zonas cercanas a los polos, hay ausencia de estos animales ya que son de sangre fría, lo que significa que necesitan el calor para poder sobrevivir.

Tanto en Centroamérica, México o Perú, como en Asia, India y Tailandia, estos animales se encuentran en suma abundancia.

Los reptiles viven tanto en ríos, como el caso de los cocodrilos o las tortugas; en selvas, escondidos en troncos o agujeros, siendo el caso de muchos lagartos y serpientes; en desiertos, teniendo como ejemplo a algunas víboras y gekos, e incluso en el mar, con algunas serpientes marinas.

origen de los reptiles

El origen de los reptiles se remonta a 300 millones de años con la primera especie de anfibio  ichthyostega, a partir de estos individuos aparecieron los primeros reptiles en la etapa carbonífero superior. Los captorrinomorfos son los descendientes naturales de los primeros anfibios, a partir de los cuáles aparecieron tres grandes grupos:

Los sinápsidos que posteriormente evolucionaron a los mamíferos.

Los diápsidos  que se dividen en 4 grandes grupos:

Los Lepidosaurios son el grupo que comprende las serpientes y los lagartos.

Los Ictiosaurios son los animales ya extintos que solo vivían en medios acuáticos o marinos. Parecidos a los delfines actuales.

Los Sauropterigios eran animales marinos con aspecto de cocodrilos, lagartos o ballenas que poseían un cuello alargado.

Los Arcosaurios son los antecesores de los dinosaurios que dieron lugar a las aves, mamíferos y cocodrilos formando parte de los grupos más importantes.