Coronatae

Coronatae

Coronatae
5 (100%) 3 votes

En esta página exponemos las principales característicasclasificacióndefinición, taxonomía hábitat del orden Coronatae, intentando englobar la máxima información de los mismos.

Coronatae | Características, taxonomía y hábitat


Definición de Coronatae

La palabra Coronatae tiene una etimología proveniente del latín, dividiéndose en un prefijo “coronat” y en un sufijo “ae” el cual es común en todas las terminaciones de palabras que caractericen un orden dentro de la taxonomía animal.

El prefijo “coronat” proviene de la palabra latina  “corōnātus” cuyo significado alude a la palabra en castellano “corona” o por mejor decir “coronado”. De esta manera la palabra coronatae hace alusión al “animal que está coronado o a un animal coronado” véase que se trata de un orden dentro del filo Cnidaria, con que la lucidez del término es atroz.

Características de Coronatae

Hasta el momento, este orden Coronatae está compuesto por 6 familiasAtollidae, Atorellidae, Collaspididae (en desuso), Linuchidae, Nausithoidae, Paraphyllinidae, Periphylliidae; entre todas ellas hacen un total de 13 géneros y 54 especies.

El orden Coronatae está dentro de la clase Scyphozoa encontrándose ésta en el filo Cnidaria, a la vez que en el Reino Animal.

Los individuos pertenecientes a este clado Coronatae también son conocidos como medusas coronadas Corontae. Estos organismos se consideran las auténticas medusas verdaderas. Se caracterizan principalmente por presentar una zona de surco profundo en su umbrela, por lo que acogen la forma de corona, nombre por el cuál son conocidas.

Son especialmente conocidas porque mediante la bioluminiscencia son capaces de producir luz en todo su cuerpo; esto se produce cuando chocan o rozan algo o algún otro animal, con que los pequeños reservorios llamadas campanas, se encienden, cuya luz es propagada por la totalidad del cuerpo del animal. La finalidad con que las Coronatae poseen este mecanismo de bioluminiscencia se basa en poder persuadir a sus depredadores o, en casos pragmáticos, atraer a determinadas presas.

Las características generales de Coronatae en cuanto a su morfología se fundamentan en el surco hendido encontrado a unos centímetros del borde umbrelar, tentáculos bastante robustos encontrados en las hendiduras sin formar parte de los bordes de la umbrela, poseen cuatro septos en la cavidad gastrovascular unidos a la zona subumbrelar, además poseen una boca sin labios divididos.

Bioluminiscencia en Coronatae

El orden Coronatae tiene una gran cantidad de especies que son capaces de emitir luz con sus cuerpos; esto se debe, o bien a la bioluminiscencia o a la fluorescencia.

Los individuos que utilicen la bioluminiscencia emitirán luz ya que previamente hacen una transformación de energía química a energía lumínica.

Los organismos  Coronatae encargados de la fluorescencia absorberán luz de colores determinados en función de sus longitudes de onda y, liberarán la absorción energética traduciéndose en luz de longitudes de onda mayores. Estos individuos poseen proteínas que son capaces de acoger la luz de elevada frecuencia, como la proveniente del espectro UV, emitiendo luz dentro del rango de la frecuencia del color verde, lo que se conoce como fluorescencia. Las proteínas encargadas de tal fin se conocen como GFP (Green Fluorescence Protein).

sistema nervioso

El sistema nervioso de Coronatae se conforma de una red neuronal, es decir, células nerviosas agrupadas y unidas entre sí, y muchas de ellas están especializadas en llevar a cabo diferentes actuaciones.

Las especificaciones de las células nerviosas de Coronatae se basan en estímulos mecánicos, en el equilibrio y la fotosensibilidad. Además de la especialidad de cada conjunto de células, lo más característico del sistema nervioso de Coronatae son las contracciones que produce con la células epiteliales para conseguir su motricidad, es decir, absorber y expulsar agua para poder moverse.

aparato respiratorio

El aparato respiratorio de Coronatae es exactamente igual al encontrado en los demás organismos del subfilo Medusozoa, consiguiéndose con el proceso conocido por difusión.

Estos animales no tienen un sistema verdadero, sino que simplemente el agua oxigenada se desplaza por sus cuerpos produciéndose en el interior los intercambios gaseosos pertinentes, es decir, el dióxido de carbono se genera como producto del intercambio y sale al exterior del cuerpo del animal.

aparato circulatorio

En el clado de Coronatae el aparato circulatorio se conforma de una cavidad gastrovascular que sirve para realizar el transporte de los fluidos que la medusa verdadera necesite para los órganos y los tejidos epiteliales.

La cavidad gastrovascular está provista de mecanismos de transporte que hacen posible que el agua oxigenada fluya por la totalidad del cuerpo del organismo.

aparato digestivo

El aparato digestivo de Coronatae se considera que está completo dado que posee tanto boca como ano.

La absorción de nutrientes se produce en la cavidad gastrovascular la cual está compuesta de cilios gástricos, además de cnidocitos; éstos sirven para segregar glándulas enzimáticas que consiguen una mayor digestión.

Para poder transportar los nutrientes absorbidos en la digestión, los Coronatae están provistos de unos canales radiales que permiten fluir a todos los nutrientes por el cuerpo del animal. Estos canales nacen en cada uno de los cuatro septos y de los cuatro sacos divididos de que se compone la cavidad gastrovascular.

Clasificación de Coronatae

A continuación se encontrará la clasificación en que se divide el orden Coronatae. El clado se compone de 8 familiasAtollidae, Atorellidae, Collaspididae (en desuso), Linuchidae, Nausithoidae, Paraphyllinidae, PeriphylliidaePinchar las imágenes para más información.

Taxonomía de Coronatae

La taxonomía del orden Coronatae es la que se expone a continuación:

  • Reino: Metazoa
  • Subreino: Eumetazoa
  • Rama: Radiata
  • Filo: Cnidaria
  • ClaseScyphozoa
  • OrdenCoronatae

Alimentación de Coronatae

Los Coronatae son organismos exclusivamente carnívoros, alimentándose de pequeñas presas como pueden ser los copépodos, microcrustáceos, pequeños peces y larvas de los mismos.

La alimentación en estos individuos se realiza, o bien mediante los tentáculos de los Coronatae que los posean, o con la ayuda de la hendidura de la umbrela, los organismos que carezcan de tentáculos, podrán retener con mayor facilidad a la presa en la cavidad bajo la campana umbrelar.

Los Coronatae que poseen tentáculos, los utilizan extendiéndolos hacia arriba, cogiendo la presa, doblándolos posteriormente hacia abajo y finalmente los dirige hacia la boca en la zona central de la parte interna de la umbrela. Habrá algunos individuos que estarán provistos de cnidocitos en sus tentáculos, siendo más fácil la captura de la presa, mientras que otros tantos carecerán de dicha ventaja, y actuarán como se ha relatado anteriormente.

Los Coronatae que no poseen tentáculos, con que únicamente están provistos de la campana umbrelar, se verán forzosa y rigurosamente obligados a utilizar la hendidura encontrada en la parte externa de la umbrela con mucha destreza para poder retener las presas en la zona interna de la campana y conseguir su ingesta.

Reproducción de Coronatae

La reproducción de Coronatae generalmente se manifiesta como sexual, aunque hay casos en especies determinadas que puede darse de manera asexual. Los especímenes que se reproducen de manera sexual liberan gametos sexuales quedándose suspendidos en el medio acuático, por lo que se unen a otro gameto procreándose, por lo que se consideraría que realizan la fecundación externa además de ser ovíparos.

Como norma general, cuando el óvulo ha sido fecundado, el ciclo de vida del orden Coronatae tiende a generar una larva plánula la cual necesitará encontrar el sustrato idóneo donde anclarse, empezando desde ese momento su etapa de metamorfosis dividida en 3 estadios: comienza por la fase de pólipo formándose una morfología estructural comúnmente conocida con el nombre esficistoma; a continuación se produce la estrobilación en que el pólipo se fragmenta de a poco y va transformándose en organismos de un tamaño muy reducido de aspecto similar a su futura morfología adulta, y finalmente aparece la efira, el estado maduro del espécimen.

No obstante, aunque el ciclo de vida común en Coronatae sea el descrito anteriormente, existen especies con ausencia de dichas etapas conocidas como “holopelágicas”.

Hábitat de Coronatae

El hábitat del orden Coronatae es únicamente acuático, encontrándose individuos de este clado en numerosos océanos repartidos por todo el planeta, además de transitar tanto aguas superficiales como profundas, aguas tropicales como aguas frías.

Generalmente suelen encontrarse en zonas geográficas como el sureste asiático, la zona del océano Atlántico más concretamente en el Golfo de México, y zonas panameñas; también en el océano Índico, en las costas de Australia; en el océano Pacífico también. Los individuos encontrados en localizaciones costeras, suelen ser de aguas tropicales o templadas y de pocas profundidades, mientras que los que suelen encontrarse en localizaciones más interoceánicas, suelen habitar en aguas profundas, alcanzando los 1.000 metros de profundidad.

origen de coronatae

En el orden Coronatae el origen se remonta a la época Ediacara comenzando hace 600 millones de años. Se considera uno de los especímenes más antiguos de todo el Reino Animal de la Tierra.

No obstante, es imposible la datación exhaustiva de dichos ejemplares dada la antigüedad de la que se trata y de la morfología de los mismos, que también hace dificultosa la conservación de estos animales Coronatae en estructuras fósiles; de esta forma, las investigaciones de estos animales son precarias y se necesitan nuevas perspectivas de enfoque para continuar con su exploración en el tiempo.