Antipatharia

Antipatharia

En esta página exponemos las principales características, clasificación y propiedades del orden antipatharia también conocidos como corales negros antipatarios, intentando englobar la máxima información de los mismos.

Antipatharia | Clasificación y características de los corales negros


Definición de antipatharia

La palabra antipatharia, proviene de la palabra latina antipari, llamada de esta manera por la existencia del género Antipathes Antipate.

Características de antipatharia

Se han clasificado e identificado aproximadamente 235 especies distribuidas en 40 géneros diferentes en el orden antipatharia o también conocidos por corales negros antipatarios.

El orden antipatharia se localiza taxonómicamente dentro de la subclase hexacorallia, a su vez dentro de la clase antozoa localizados en el filo cnidaria. La totalidad de estos organismos se encuentra dentro de el reino animal.

Las principales características del orden antipatharia corales negros es la presencia de un esqueleto no calcáreo de color amarronado o negruzco que está formado por la proteína antipatharin, más conocido por corallum y presentar apariencia arbórea, similar a helechos, cipreses o especies pinnáceas dado el crecimiento de espinas alrededor del axis o esqueleto, cubriendo la totalidad del mismo. Otra de las características fundamentales que comparten todos los organismos de este orden es la simetría hexameral de su estructura anatómica dado que está dividido en seis mesenterios.

El esqueleto se forma a partir del crecimiento del tejido axial epitelial de forma que aparecen sucesivamente capas concéntricas desde el núcleo central. Los tamaños de las espinas que lo recubren suelen ser de 0.02 a 1 milímetros de longitud.

Los pólipos del orden antipatharia miden alrededor de 0.5 o 9 milímetros, presentan formas alargadas, comprimidas hacia el corallum o bien redondeadas. Están conformados de seis tentáculos simples contráctiles aunque a veces pueden llegar a poseer 24.

Además, están dotados de seis mesenterios primarios, haciendo referencia a las divisiones de la cavidad gastrovascular, y puede presentar de 0 a 6 secundarios.

La gama de colores de los pólipos de los corales negros son el blanco, amarillo, rojo, marrón, verde, naranja o gris.

aparato digestivo

Los organismos del orden antipatharia, los pólipos, presentan un sistema digestivo completo, esto se debe a estar formado por la boca, la tráquea, la cavidad gastrovascular, los filamentos digestivos y el ano.

La boca de los pólipos se une a la faringe endotérmica teniendo conexión directa con la cavidad gastrovascular mediante unos cilios que dirigen el alimento hacia la misma, por lo que la cavidad tiene la función de actuar como estómago, dónde se absorberán los nutrientes provenientes del bolo alimenticio del coral negro. La porción de alimento que esté exenta de nutrientes será expulsada al exterior por el mismo orificio por el que se ingiere, la boca, la cual tendrá la función de ano.

sistema nervioso

El sistema nervioso del orden antipatharia se conforma de unas redes compuestas por multitud de células nerviosas y dispuestas longitudinalmente por la totalidad del cuerpo de los pólipos.

Los corales negros poseen un sistema nervioso bastante simple, con células de tamaños muy reducidos encallando la rapidez de las respuestas a los estímulos de los pólipos, siendo realmente lentas.

aparato circulatorio

Los corales negros no están dotados de aparato circulatorio estricto, pasando lo mismo en los organismos de la clase antozoa o cubozoa. La mayoría de las funciones correspondientes al sistema circulatorio son realizadas en la cavidad gastrovascular, trasportando los fluidos imprescindibles, agua y oxígeno que son los más relevantes para los organismos del orden antipatharia, mediante un mecanismo de transporte.

sistema respiratorio

El sistema respiratorio del orden antipatharia no es verdadero, se produce mediante un proceso común entre la población de cnidarios la cuál se denomina difusión.

El proceso de la difusión en los corales negros se consigue mediante la entrada de agua abastecida de oxígeno a través de unos poros conocidos como peribicunimos y, después se transporta por unos canales internos. Los canales sirven como captadores de oxígeno, expulsando a su vez el dióxido de carbono producido en el intercambio de gases.

 

Clasificación de antipatharia

En esta lista exponemos la clasificación del orden antipatharia, conocidos como corales negrosPinchar en las fotos para más información.

Alimentación de antipatharia

La alimentación de antipatharia  se basa en la ingesta de nutrientes en suspensión, o algunos incluso consiguen alimentarse zooplanctonanfípodoscopépodos e incluso gusanos flecha. Se consideran por tanto carnívoros suspensívoros.

Los corales negros consiguen alimentarse mediante distintos fenómenos, uno de los más importantes son las corrientes. Los especímenes de este orden se orientan hacia las corrientes marinas consiguiendo los nutrientes en suspensión necesarios para su alimentación. Estos corales no pueden soportar grandes corrientes ya que carecen de un recubrimiento de esclerito mineral, por lo que extienden sus tentáculos sagitales al sentido de las corrientes de agua y consiguen atrapar presas que, posteriormente serán llevadas a la boca.

Dependiendo del tipo de corriente, fuerte o suave, que puedan tolerar los corales negros, éstos extenderán más o menos sus tentáculos y además, procederán diurna o de manera nocturna.

Reproducción de antipatharia

La reproducción del orden antipatharia puede ser tanto sexual como asexual, siendo organismos considerados gonocócicos ya que se encuentran colonias femeninas y masculinas divididas en función del género. No obstante, existen especies registradas que han terminado siendo hermafroditas.

Los corales negros suelen presentar órganos reproductores en los dos entresijos localizados en la dirección sagital coincidiendo con las ramificaciones de mayor longitud.

La proporción de especies del orden antipatharia con reproducción sexual tiene fecundación externa basada en la expulsión de células gastrodermales flageladas de la boca del individuo masculino que intercepta con los órganos reproductores de los organismos femeninos. Los pólipos fértiles de las colonias femeninas pueden presentar varias localizaciones dentro de la comunidad; generalmente suelen distribuirse al azar formando parches a lo largo de los antipatarios ramificados, o bien tratarse de una fertilidad más aleatoria durante todo el tallo en colonias más maduras, pero siempre fértil.

Además, el orden antipatharia es ovíparo cuando se trata de colonias sexuales ya que las crías nacen a partir de huevos. Estos individuos pueden llegar a incubar hasta 500 huevos, dependiendo del tamaño que alcancen. El crecimiento de las larvas plánulas se desarrolla de manera indirecta con una duración de aproximadamente diez días, presentando escasez de alimento y flotación negativa. Cuando superan el estado larval, vagan según las columnas de agua y terminan anclándose a sustratos de pronunciada inclinación, dónde la intensidad de luz es prácticamente nula y los nutrientes abundan.

La reproducción asexual de los corales negros tiene origen en las fracturas apicales que sufren algunas especies de colonias debido a las corrientes de agua muy fuertes. La asexualidad no se debe a la bipartición o fragmentación, sino que cuando se produce una fractura en el organismo, éste tiende a florecer de nuevo generando un pólipo nuevo en una misma rama, pudiendo encontrarse pólipos jóvenes y adultos en un mismo espécimen, debido a la reproducción por florecimiento.

Hábitat de antipatharia

El hábitat del orden antipatharia es únicamente acuático, encontrándose en zonas del Atlántico o del Indo-Pacífico, concretamente en las cuencas oceánicas. También son individuos que se encuentran en aguas subtropicales, tropicales y frías como han dejado constancia las especies encontradas desde Groenlandia hasta la Antártida.

Los corales negros pueden vivir a profundidades extremas, oscilando entre los 2,5 metros de profundidad hasta inclusive los 8.600 metros, aunque el apogeo de los antipatarios es común a los 100 metros de profundidad. Debido a las profundidades a las que sobreviven estos especímenes se ha estimado que el rango de temperatura en que son capaces de perseverar se encuentra entre los – 55°C y los 28.95°C.

Aunque los individuos del orden antipatharia vivan en zonas extremas, abastecen a una gran parte de biodiversidad marina de las profundidades, comunidades extremadamente complejas de numerosos invertebrados y peces, por lo que los corales negros se consideran de suma importancia para la biodiversidad de los ecosistemas oceánicos.

origen de antipatharia

El origen del orden antipatharia perteneciente a la subclase hexacorallia comparten la misma historia evolutiva, dudosa aún entre la comunidad de científicos, pero datada en 600 millones de años en la época Ediacara.

Los corales negros según ciertos estudios en especies como Leiopathes glaberrima tras varios análisis con C-14, se ha puesto de relieve la antigüedad de algo más de 4.000 años, con lo que se considera uno de los órdenes con mayor prosperidad de vida en la Tierra.

Deja un comentario