Opiliones

Opiliones

Opiliones
4.7 (93.33%) 3 votes

En esta página exponemos las principales características, clasificación y alimentación de los opiliones conocidos como murgañospatonas o segadores recopiladas, intentado englobar la máxima información de las mismas.

Opiliones | Características, clasificación y alimentación


Definición de opiliones

La palabra opiliones proviene de la palabra en latín opilio, que significa “pastor de ovejas. Este significado hace referencia sus hábitos de agruparse todas juntas y por que los antiguos pastores llevaban zancos para vigilar a las ovejas y el cuerpo de estos arácnidos recuerda a ello.

Caracteríticas de los opiliones

Hasta el momentos se han identificado más de 6.500 especies de opiliones, también conocidos como patonas, segadores o murgaños. 

El orden opiliones se encuentra dentro de la clase arácnidos y estos a su vez en el subfilo quelicerados y dentro todos estos del filo artrópodos. Tos estos animales forman parte del reino animal.

Como en todas la especies de arácnidos, la morfología del cuerpo de los opiliones esta dividido en tres regiones o tagmas llamadas prosoma o cefalotórax y opistosoma o abdomen. En todas las especies de la clase, este es el orden que más difícil es diferenciar los dos tagmas .

En el prosoma o cefalotórax se encuentran los dos quelíceros y dos pedipalpos ademas de los ojos compuestos, ocho pares de patas o apéndices y las piezas bucales. En los opiliones es común que el tamaño de este segmento sea de tan solo 10 milímetros generalmente, llegando a 20 como máximo.

En el abdomen u opistosoma, se encuentran los principales aparatos y sistemas internos que son necesarios para la supervivencia de estos animales. Además en esta región también se localizan las gónadas, entre los medas sistemas y aparatos.

Una de las principales características de los opiliones es la presencia de unas patas extremadamente largar en comparación con el cuerpo. Estos apéndices pueden llegar a medir hasta doce centímetros de largo y poseen unos tarsos con varias articulación y muy flexibles. Para terminar, una diferencia de estos animales de la mayoría d los arácnidos, es que estos animales no construyen nidos de telaraña.

Aparato digestivo

El aparato digestivo de los opiliones es similar al de los demás arácnidos pero con la diferencia de que estos, no presentan ni un estómago seccionador, ni un aparato de para filtrar los nutrientes. De todos modos este sistema digestivo esta formado por una boca por la que segregan enzimas digestivas para disolver a la presa, el alimento se envía por un corto esófago que comunica directamente con el intestino medio. En el intestino  medio se produce la absorción de nutrientes y el resto se expulsa por el ano como deshechos.

El que no presente un hepatopancreas hace que sean propensos a coger parásitos con mucha más facilidad que cualquier otra especie de arácnido.

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio de los opiliones es traqueal, esto significa que el intercambio de gases se produce a través de unos canales que están conectados con el exterior. En estos animales la disposición de las traqueas se localiza en la posición ventral de la región del prosoma y en algunas especies también en las tibias de las patas.

El canal que comunica con el exterior en los opiliones se denominan espiráculos y el dióxido de carbono generado en el intercambio de gases se expulsa por el mismo lugar que por donde entra el oxígeno.

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio de los opiliones está formado por un corazón que como en los arácnidos, se encuentran dividido en siete ostiolos. Este corazón se localiza en una cavidad situada en el abdomen o opistosoma, denominada cavidad pericardica.

Del corazón se origina una aorta que se divide en varias venas y que el la encargada de dirigir y llevar toda la sangre a los diferentes puntos del cuerpo, esta sangre se llama hemolinfa y la presión a  la que está sometido dentro de las venas hace que tengan las patas estiradas constantemente.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de los opiliones es muy simple, debido a que se encuentra constituido por vario número de ganglios agrupados y entrelazados entre si al aparato digestivo. Los diferente ganglios generalmente estas enlazados en el esófago con la parte posterior del cerebro para sensibilizar el labro mediante diferentes nervios y la segunda zona unida con parte del intestino medio al cerebro y al prosoma mediante un par de ganglios.

Estos animales, presentan dos ojos simples bastante grandes que se sitúan a cada lado del prosoma y están unidos al cerebro.

Clasificación de los opiliones y ejemplos

En esta lista exponemos la clasificación de los opiliones y los ejemplos de las especiesPinchar en las fotos para más información.

En la actualidad se conocen cuatro subórdenes con 47 familias.

Reproducción de los opiliones

La reproducción de los opiliones es generalmente sexual, pero se da el caso en algunas especies de una reproducción mediante partenogénesis. En este caso el macho, introduce el esperma dentro de la hembra para dar paso a una fecundación mediante una cópula y un órgano copulador. Esto es raro en los arácnidos y nos dice que presentan una fecundación interna.

Después de la fecundación, la hembra dará paso a generar unos huevos de los que más tarde nacerán las crías y mediante un ovipositor expulsará y colocará los huevos. Por lo que estos animales son ovíparos y después de la fecundación, el macho se quedará con la hembra para defender los huevos o cuidar a la misma.

Para depositar los huevos, en muchos caso se construyen uno nido para su incubación y esta puede tarde desde 20 o 30 días hasta cinco o seis meses. En algunos caso el macho también se encargará de incubar los y una vez han eclosionado, las ninfas deberán pasar de seis a diez mudas para llegar a convertirse en un adulto. Por lo que presentan un desarrollo indirecto.

Alimentación de los opiliones

La alimentación de los opiliones dependiendo de la especie pueden ser omnívoros, saprófagos o incluso depredadores. Como hemos comentado en el aparato digestivo, estos animales  no tienen estómago succionar por lo que solo comen pequeñas partículas dentro de el alimento.

Como son animales omnívoros, se alimentan básicamente de pequeños artrópodos como los insectos y de materia vegetal tanto vivo como en descomposición y precisamente por que son omnívoros comen tanto plantas como otros animales.

Los opiliones no poseen ningún tipo de gandulas venenosas por lo que a la hora de ser un depredador, la única estrategia que tienen es echar a correr detrás de su presa con la ayuda de sus largas patas y agarrarla con sus quelíceros para comérsela aun viva. También, se legan a aprovechar de algún animal que ya está muerto, por lo que pueden llegar a ser algo carroñeros. Esto también significa que los opiliones no tienen veneno, por lo que no son venenosos ni peligrosos para el ser humano.

También, existen especies de opiliones siendo únicamente saprófagos y alimentándose de materia orgánica en descomposición u hongos.

Hábitat de los opiliones

El hábitat de los opiliones se encuentra en gran variedad de regiones y climas, estos animales aprovecha cualquier recoveco o agujero para vivir. En cuanto a la distribución de estos animales es muy amplia, existiendo especies menos en los polos y en las regiones más áridas. Por lo que podemos encontrar estos animales el países como México, Uruguay, Argentina, Chile, Sur de Europa, Sur de Asia…

Estos animales se suelen encontrar en lugares oscuros por el día, como en troncos muertos, debajo de los puentes, en las gritas de las rocas o en cuevas. Una curiosidad de los opiliones, es que normalmente se le encuentran agrupados, llegando incluso a existir más de 70.000 individuos en le mismo lugar.

Origen de los opiliones

En la actualidad, el fósil más antiguo que se conserva data de la época del Devónico, hace mas de 40 millones de años. Este fósil, se encontró en un formación conocida como Rhynie Chert escocés y aunque pertenecen al unos de los filos más antiguos del planeta, los artrópodos, estos se parecen mucho a los más modernos, mucho mas que otra subclase de arácnidos.

Por lo que el origen de los opiliones en la actualidad se data mucho antes que otros arácnidos y se sitúan que aparecieron junto a los escorpiones, solífugos o seudoscorpiones.