Arañas

Arañas

En esta página exponemos características generales, reproducción, hábitat, clasificación y alimentación del orden araneae, conocidas como arañas intentando englobar la máxima información de los mismos.

Arañas | Clasificación, características y hábitat del orden araneae


Definición de arañas y etimología

La etimología de la palabra araña proviene de la palabra en latín araneae o aranea que significa literalmente significa “araña”. Se piensa que el significado de la palabra proviene de la palabra en griego clásico ἀράχνη, aráchn que viene a significar lo mismo. Aunque la derivación del griego clásico se piensa que hace referencia a arácnidos y no a arañas.

Características de las arañas

Este clado es el más grande dentro de los arácnidos, con mas de 46.000 especies identificadas dentro del orden araneae conocidas comúnmente como arañas y clasificadas dentro de 110 familias.

El orden araneae se encuentra clasificado dentro de la clase de los arácnidos, estos dos clados se localizan dentro del subfilo de los quelicerados y todos estos a su vez dentro del filo de los artrópodos. Todos estos animales, forman parte del reino animal.

Las características principales de las arañas que en su inmensa mayoría son carnívoras y depredadores, que presentan unos quelíceros que tienen glándulas venenosas que inyectan a sus presas para paralizarlas y que en muchas especies son capaces de producir seda con las que tejen las famosas telas de araña o telarañas para capturar a sus presas y defenderse.

Existen algunas especies de arañas que son muy peligrosas en cuanto a su picadura venenosa para el ser humano y existe una especialidad específica en cuanto al estudio de estos animales denominado aracnología.

El tamaño de estos animales puede ir desde pocos milímetros hasta alcanzar más de 25 centímetros en algunas especies de migalas o tarántulas.

Morfología de las arañas

La morfología de las arañas consta de un cuerpo, que como en los demás arácnidos, está formado por dos segmentos o tagmas llamados prosoma o cefalotórax y opistosoma o abdomen. Y con los mismos apéndices que los demás animales de ese clado, ocho patas locomotoras, dos pedipalpos y dos quelíceros.

El prosoma o cefalotórax consta de todos los apéndices articulados, además de los ojos y el sistema nervioso. Los quelíceros del orden araneae solo están formados por una única articulación y terminan en una uña que en el caso de no utilizarse se encuentra dentro de un artejo basal. Los pedipalpos en este caso son muy cortos y tienen un aspecto similar a una pata, pero con la característica de que estas no se apoyan y se llevan por delante del cuerpo sin tocar el suelo debido a que tienen la función de ser sensoriales o de utilizarse para el cortejo o la cópula en la reproducción. La patas articuladas son locomotoras y se localizan unidas por debajo del prosoma y están formadas por siete artejos llamados coxa, trocánter, fémur, patel, tibia, metatarso y tarso.

El en opistosoma o abdomen se encuentra la mayoría de aparatos y sistema internos, en el se encuentran estructuras como con la que producen la seda, llamadas  glándulas sericígenas que comunican con el exterior a un aparato denominado hileras. También, se encuentran las aberturas genitales conectadas mediante un poro al exterior conocido como epigino, además de el aparato respiratorio junto con las cavidades respiratorias y los pulmones en libro.

Aparato digestivo

El aparato digestivo de las arañas es completo y está formado por una boca por donde segrega enzimas digestivas para convertir el sólido en líquido, después el líquido se envía a través del un corto y fino esófago hasta el estómago suctor, en el este estómago se vierten mas enzimas digestivas para  terminar de digerir el bolo alimenticio. Del estómago, el líquido se envía a un intestino medio muy largo y rodea de diversos ciegos digestivo.  En el intestino medio es muy largo, ancho y ramificado, en el se lleva acabo la absorción de nutrientes y comunica con una ampolla rectar y un ano para expulsar los desechos sin nutrientes al exterior.

En el sistema digestivo del orden araneae la digestión química se realiza mediante un proceso intracelular con partículas fagocitarias.

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio de las arañas es traqueal como todos los arácnidos, esto sucede debido  a que el aire con oxígeno entra a través de unos poros llamados espiráculos y que conectan al unas estructuras donde se produce el intercambio de gases llamados pulmones en libro o filotráqueas mediante unos canales conocidos como tráqueas, que se ramifica canales más pequeños denominados traqueolas.

Estos poros del sistema respiratorio se localizan en la mitad y parte anterior de el opistosoma o abdomen en en el orden araneae.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de las arañas es muy semejante al resto de los arácnidos, está formado por ganglios agrupados en el prosoma y ganglios independientes. Todos estos ganglios están relacionados con el aparato digestivo debido a que estos se encuentran en en el esófago unidos con el cerebro y los músculos de la faringe y el labro mediante un único nervio y en la zona del estómago unidos con el cerebro mediante dos nervios y otros dos nervios que comunican con la parte posterior del prosoma.

El sistema nervioso del orden araneae posee además ocho ojos localizados en el cefalotórax y situados en dos hileras de cuatro ojos en cada una y unidos con el cerebro mediante nervios. También presentan unos pelos sensitivos que recubren todo el cuerpo de las arañas con la función de captar temperaturas o cambios en el ambiente.

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio de las arañas es abierto y esta constituido por un pequeño corazón tubular situado en la cara dorsal del opistosoma. El corazón se encuentra dentro de una cavidad pericardica y está dividido generalmente en tres ostiolos. En el orden aranea el el sistema circulatorio esta también formado por una gran aorta anterior y una aorta posterior  que se originan en el corazón y se ramifican por todo el cuerpo, llevando e su interior la hemolinfa que bombea el mismo y que la presión que se origina con el corazón es el resultante de que las arañas presenten las patas siempre estiradas.

Clasificación de las arañas

En esta lista exponemos la clasificación inferior del orden araneae, conocidos como arañas, junto con la taxonomía y ejemplos de las especies. Pinchar en la imagen para mas información.

En la actualidad las clasificaciones inferiores de las arañas están formadas por tres subórdenes y 110 familias diferentes dentro de ellos :

Veneno de las arañas

En el caso del orden araneae, todas las especies menos la familia Ulboridae son venenosas. Generalmente las arañas más venenosas son las que tienen hábitos de depredación activos y no como en el caso de las especies que esperan en las telarañas. Normalmente, muy pocas especies de arañas tienen la capacidad de poder atravesar la piel de los humanos con sus quelíceros e inyectar el veneno, por lo que en muchos de los caso solo nos dejaran una picadura local y no tendrán efectos como intoxicaciones o necrosis.

En el caso de las migalomorfos portan en sus quelíceros células urticantes por lo que podemos llegar a tener una irritación severa sin toca partes sensibles del cuerpo humano como los ojos. De todos modos, las arañas mas venenosas si que pueden provocar efectos en el ser humano muy graves e incluso la muerte, como en los géneros de Atrax y Hadronyche, comúnmente conocidas como arañas embudo, estás especies poseen polipéptidos neurotóxicos que, en cuanto el antídoto al envenenamiento no resultaba del todo eficaz y hasta llegar a tener un suero específico se registraron 26 muertes.

Unas de las especies más temidas culturalmente y que más leyendas tiene es la viuda negra, estas arañas son menos venenosas que las especies de migalas mencionadas, pero al existir mucho más diversidad en cuanto a las especies, existen muchos casos de envenenamiento. El veneno de la viuda negra o de la araña parda es neurotóxico y el dolor de la picadura puede durar de tres a siete días. No obstante las muertes por estas picaduras con muy esporádicas y existen antídotos muy efectivos.

Reproducción de las arañas

La reproducción de las arañas es sexual, por lo que se produce siempre entre una hembra y un macho, realizando la debida cópula. Cuando las hembras del orden araneae van a reproducirse, desprenden una serie de líquidos corporales muy fuertes en lo que respecta a la química estructural del mismo y su potencial organoléptico que atrae vorazmente a los machos. Debido al desprendimiento del líquido de la hembra, los machos pueden detectar si se trata de su misma especie, para poder así generar descendencia, además de determinar cuándo es apto el momento reproductivo.

Antes de la cópula, las arañas macho realizan un cortejo para intentar no ser comidos por la hembra, aún así, no siempre devora al macho y todavía no se sabe a qué se debe una u otra decisión. El cortejo del macho suele tener que ver con hacer vibrar la tela y mover los pedipalpos para tranquilizar a la hembra y conseguir así un apareamiento efectivo, sin agresividad. Algunas veces el macho, durante el cortejo presenta una presa envuelta en una bolsa de seda, como obsequio a la hembra, aunque evolutivamente este proceso se ha convertido en un señuelo.

El orden araneae presenta fecundación interna, pero esta se lleva a cabo mediante la introducción de un espermatóforo masculino en las cavidades reproductivas femeninas con ayuda de sus pedipalpos. Normalmente, tras la reproducción, la hembra acaba devorando al macho, como si de un ritual se tratase.

Las arañas son ovíparas, ya que su descendencia es creada a partir de huevos, poniendo hasta un máximo de 3000 en un mismo saco. El crecimiento de las crías experimenta un desarrollo indirecto, presentando metamorfosis simple, pasando por un proceso conocido como ecdesis que se refiere a sucesivas mudas hasta alcanzar el estadio adulto.

Cabe destacar que la mayoría de los individuos del orden araneae no suelen tener un ciclo de vida superior a dos años, debido al apareamiento sanguinaria de la hembra hacia el macho, es por eso que suelen generar una gran descendencia, intentando la preservación de la especie.

Comportamiento de las arañas

El comportamiento de las arañas para los científicos es algo esencial y muy importante para el estudio de los animales, estos animales no tiene una capacidad para aprender y recordar muy extensa, pero tienen diferentes comportamientos e instintos muy complejos.

Entre muchos comportamientos diferentes dentro del orden aranea, existen algunas arañas que presentan unos hábitos que las hacen recibir el nombre de cleptoparásitas, esto significa que a la hora de cazar y alimentarse, estas se meten en las telarañas de otras especies a robarles la comida que ellos han atrapado. También existen especies dentro del género Mycaria que son capaces de mimetizarse con el comportamiento de las hormigas o de las avispas para pasar desapercibidas colocando el primer par de patas a modo de antenas levantadoras del suelo.

También se a estudiado que entre las arañas, existen peleas y que el el caso de que una le inyecte veneno a la otra, esta se amputa la pata para que el veneno no le recorra por todo el cuerpo y se muera.

Alimentación de las arañas

La alimentación de las arañas se basa en la depredación, considerándose tanto depredadoras como carnívoras. Capturan a su presa de manera activa la mayoría ayudándose de redes de seda que tejen entre dos superficies rígidas, de tal manera que la parte central tenga apariencia de vacío, pudiendo las víctimas confundirse y desplazarse hacia el interior de la red; de esta manera quedan atrapadas en la misma dado que uno de los componentes con que está formada dicha seda es altamente pegajoso, además de muy fino, con que también tienden a enredarse. El movimiento de la presa hace vibrar la red y la araña, rápidamente se desplaza al acecho del animal. Otro tipo de especies cazan a sus presas en el mismo suelo o incluso encontrándose sobre la vegetación, ya que tienen el sentido de la vibración exterior muy desarrollado o, en otro tipo de circunstancias, su vista les sirve sobradamente para tal fin, ya que es un órgano que han ido perfeccionando mucho con el paso del tiempo.

El orden araneae no despedaza ni descuartiza a sus víctimas una vez atrapadas, como sería el caso de los solífugos, en su caso inyectan veneno a sus presas, ayudándose de los quelíceros, y con las demás patas y pedipalpos, la inmovilizan. Tras dicho proceso, les inyectas jugos digestivos, resultando en una digestión externa en el interior de sus propios tegumentos, y posteriormente la araña sorberá el cuerpo líquido del animal.

Hábitat de las arañas

El hábitat de las arañas engloba prácticamente la totalidad del globo, hasta tal punto que se consideran como la séptima posición en la clasificación de los animales más abundantes del planeta. No obstante, no han conseguido conquistar la Antártida, de momento.

El orden araneae se distribuye por climas extremadamente secos, tal es el caso que incluso han conseguido evolucionar para no necesitar una fuente de agua externa, más que la que puedan extraer de los animales en la ingesta. Otras especies se distribuyen por zonas más tropicales, con que han tenido que sufrir cambios en su cadena alimenticia, adaptándose a los animales propios de las regiones arbóreas y de excesiva vegetación.

Generalmente, las arañas suelen adaptarse bien a todo tipo de regiones y de climas, pero siempre deben procurar termostatizar su temperatura corporal, de lo contrario, a temperaturas muy frías, la temperatura de su cuerpo cambia con rapidez y mueren. A pesar de tratarse de uno de los quelicerados más versátil, dependen mucho de las zonas en que viven, pudiéndose ver montones de especímenes en determinadas fechas del año, mientras que en otras épocas parecen extintas. Debido a su capacidad de mimetización, pueden situarse en los bordes de los lagos, lagunas, entre las rocas y bajo ellas, entre la vegetación como la hierba, arbustos, pináceas… Principalmente buscan zonas dónde el alimento sea fácil y abundante, por ello es que la mayoría de ellas se hayan en humedales.

ORIGEN DE LAS ARAÑAS

El origen de las arañas se remonta a 400 millones de años atrás con la adquisición de uno de los fósiles más antiguos encontrado, llamado Attercopus fimbriungus, que cumplía las características de poseer prosoma, opistosoma, además de presentar segmentación abdominal y órganos secretores de seda. Pertenece al período Devónico y se considera el taxón primigenio de todas las especies del orden araneae en posesión de hileras y presentando la unión tibio-rótula de las patas.

Las arañas que empezaron a presentar las hileras al final del abdomen se han datado en 250 millones de años, con los especímenes Mygalomorphae y Araneomorphae. Se tiene, además, una conservación de tela de araña de 110 millones de años preservada en ámbar y perteneciente a la familia Araneidae.

Deja un comentario