Diplópodos

Diplópodos

Diplópodos
5 (100%) 2 votes

En esta página exponemos las principales características, ejemplos y clasificación de los diplópodos o diplopodoa recopiladas, intentado englobar la máxima información de las mismas.

Diplópodos | Características y ejemplos de los milpiés


Definición de diplópodos

La palabra diplópodos, proviene de latín diplopoda y de las palabras en griego  διπλόος, diplóos que significa “doble” y de la palabra ποδός, podos que significa “pies”. La palabra significa literalmente “animal con pies dobles”.

Características de los diplópodos

Hasta el momento, se han identificado más de 12 000 especies de diplópodos y se estima que faltan mas de 80.000 por descubrir. La clase diplopoda engloba a los animales conocidos como milpiés.

La clase de los diplópodos se encuentra dentro de el subfilo de los miriópodos y a su vez estos dos grupos dentro de el filo de los artrópodos. Todos estas grupos, se encuentran dentro de el reino animal.

El nombre de milpiés no está de todo relacionado con sus verdaderas características, estos animales en generalmente poseen de 34 a 400 patas y las especies con más patas dentro de esta clase solo llegan a 752 patas. Por lo que ningún milpiés llega a tener mil patas como su nombre indica.

Una de las principales características de los diplópodos o milpiés es que poseen dos pares de patas en cada segmento  y estos animales pueden estar divididos en más de 20 tagmas. El cuerpo es muy alargado y tiene forma cilíndrica pudiendo en algunas especies enroscarse sobre sí mismo para protegerse de los depredadores.

La cabeza de los milpiés está formada por dos tagmas denominadas cabeza y tronco. Generalmente suele tener una forma redonda en la zona superior y más plana en la zona inferior. En esta parte, se localizan un par de antenas, las piezas bucales y las mandíbulas.

El cuerpo de los milpiés está endurecido y calcificado para proteger los órganos internos, los segmentos que dividen el cuerpo están recubiertos por un exoesqueleto de cutícula.  Normalmente en los primeros segmentos después de la cabeza solo disponen de un par de patas y a partir de el quinto se originan dos pares de patas.

Aparato digestivo

El sistema digestivo de los diplópodos o milpiés es completo y está formado por un estomadeo, mesenterón y proctodeo.

El mesodeo de los milpies está formado por un esófago muy corto constituido por unos pliegues y que termina en la válvula que regula el caso de el alimento y que se sitúa al comienzo de el mesenterón. En la cavidad preoral disponen de glándulas salivales con las que lubrican el bolo alimenticio y que se localizan en la epifaringe y en la pared de el gnatoquilario. En las paredes de el mesenterón se produce la absorción de nutrientes debido a la segregación de enzimas digestivas en este punto.  El proctodeo es un tubo muy largo con la finalidad de absorber los últimos nutrientes y expulsar los deshechos.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de los diplópodos o milpiés está compuesto por un par de cordones nerviosos, dos ganglios por metámero y un sistema nervioso central.

El sistema nervioso central  está formado por un cerebro que contiene seis ganglios simples y que esta diferenciado en tres regiones el protocerebro, deutrocerebro y el tritocerebro.

El protocerebro se encarga de las funciones de los ojos compuestos, de los ocelos y de el sistema endocrino.

El deutrocerebro está unido con las funciones sensitivas de las antenas y también posee neuronas especializadas en el gusto y el olfato.

En el caso de el tritocerebro está unido con las piezas bucales de el animal y en este caso no están unidos a los apéndices.

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio de los diplópodos o milpies es traqueal, poseen cuatro espiráculos localizados en todos los segmentos y en una posición cercana a las patas. Cada espiráculos se conecta con una cavidad interna que se une con el sistema traqueal.

El intercambio de gases se produce en en las paredes de las tráqueas y del misma manera que el oxígeno entra por los espiráculos, sale el dióxido de carbono.

Sistema circulatorio

El sistema circulatorio de los diplópodos o milpies está formado por un corazón que se presenta a lo largo de todo el tronco de el animal. Este corazón se encuentra abierto en la parte anterior a la cabeza y cerrado en la posterior.

El corazón comunica con la cabeza mediante una arteria cefálica y también presentan dos ostiolos localizados en los metámeros simples en la parte del tórax, ademas de cuatro diplosomitos.

También presenta arterias laterales que desembocan en el seno ventral.

Ejemplos y clasificación de los diplópodos

En esta lista exponemos los ejemplos y clasificación de los diplópodos o milpies que existen. Pinchar en la foto para más información.

Reproducción de los diplópodos

La reproducción de los diplópodos es sexual. En la mayoría de las especies de milpiés se consiguen reproducir mediante unos apéndices modificados llamados gonóporos. Con estos apéndices el macho introduce los paquetes de esperma dentro de la hembra. Por ello, estos animales presentan una fecundación interna.

Son animales ovíparos por lo que después de la fecundación, las hembras ponen huevos de los que después de el tiempo de incubación, saldrán las crías.

Los ovarios en la hembra son pares y están en una misma cavidad. Está cavidad comunica con dos oviductos que se dirigen a dos vulvas donde se encuentran los genitales. Estos genitales se encueran detrás de las patas en el segundo segmento de el cuerpo.

Los testículos tienen un morfología globular o tubular y están comunicados con los conductos eyaculadores que se dirigen a dos coxas o hemipene. Este aparato está situado en le mismo sitio que en las hembras.

Hábitat de los diplópodos

El hábitat de los diplópodos o milpies es muy variado y amplio, viviendo especies en todas las regiones menos en la Antártida. Los milpiés habitan en casi todo los lugares terrestres de el planeta pudiendo encontrarse desde Islandia, Rusia o Noruega hasta el sus de América.

Estos animales viven normalmente en zonas húmedas como dentro de los troncos muertos o debajo de la hojarasca en descomposición, en las zonas templadas son muy abundantes en bosque de árboles caducifolios.

Aunque sean muy abundantes en zonas húmedas, existen especies de milpiés que habitan en bosques, zonas costeras, bosques de coníferas, cuevas, alta montaña e incluso en desiertos. 

Alimentación de los diplópodos

La alimetación de los diplópodos o milpies se basa en la materia vegetal en descomposición, materia orgánica o incluso heces. Por lo que los milpiés son animales detrívoros. También existen algunos milpiés herbívoros que se alimentan de las hojas de plantas vivas y pueden llegar a formar importantes plagas en los cultivos. Algunas especies como los polixénidos, se alimentan de los hongos se encuentran en las cortezas de los árboles. En menos abundancia, existen algunas especies que son omnívoras e incluso carnívoras, alimentándose de pequeños insectos ciempiés, caracoles o lombrices.

Una particularidad de algunos individuos, es que poseen unos apéndices modificados en perforantes con los que chupan los jugos de las plantas.

Origen de los diplópodos

Se piensa que el origen de los diplópodos o milpies fue en el Silúrico, hace 450 millones de años. Estos animales conforman los primeros animales terrestres que se han descubierto. Dentro de el subfilo de los miriapodos, los milpies son lo que se piensa que están mas relacionados con los paurópodos.

En la prehistoria, algunas especies llegaban a medir varios metros de longitud.