Mantodea

Mantodea

En esta página exponemos las características, morfología, clasificación, alimentación, metamorfosis, reproducción y hábitat del orden mantodea, conocido como mantodeos o comúnmente como mantis intentando englobar la máxima información de los mismos.

Mantodea | Características, metamorfosis y taxonomía de las mantis


Etimología de mantodea y significado

La etimología de la palabra mantodeos proviene de la palabra en latín mantodea que significa “mantis” y de la palabra en griego eidés, que significa “con aspecto de”. Por lo que el significado  de la palabra mantodea es “animal con aspecto de mantis”.

Características de mantodea

Hasta el momento se han identificado más de 2.400 especies agrupadas dentro del orden mantodea y conocidos como mantodeos o comúnmente como mantismamboretássantateresasrezadoras o campamochas.

El orden mantodea está clasificado dentro de la clase de los insectos, al su vez estos dos grupos están agrupados dentro de el subfilo de los hexápodos y todos estos dentro del filo de los artrópodos. Todas estas especies son parte del reino animal.

Entre las características principales de las mantis, cabe destacar las patas delanteras para cazar a sus presas en forma de pinzas. En las pinzas presentan una púas para poder sostener a la presa mientras la devora. Como hemos explicado en el orden blattodea o en los isópteros, los mantodeos están muy relacionado con estos grupos y por ello se agruparon en un mismo superorden conocido como Dictyoptera.

Tambien son conocidos por su destreza a la hora de camuflarse en el entorno y por la formas similares a las ramas y las hojas de sus cuerpos y por su manera de cazar o de acechar a su presa permaneciendo inmóvil y realizando un movimiento muy rápido para capturarlas.

Tambien es muy característico de estos animales, la hazaña de que después del apareamiento la hembra se come al macho para que la hembra tenga suficientes nutrientes para la puesta de la ooteca.

Morfología de mantodea

La morfología de mantodea junto con la anatomía en cuanto a los diferentes tagmas es similar al resto de los insectos y como estos el cuerpo de las mantis está formado por una cabeza, el tórax y el abdomen. Estos animales tienen un cuerpo muy alargado y estrecho y además presenten unos colores crípticos, lo que significan que se mimetizan y se adaptan muy bien al entorno en el que se encuentren.

La cabeza de tiene forma triangular y muy móvil, sobre la cabeza tienen dos antenas con un aspecto filiformes, dos grandes ojos compuestos a cada extremo superior, un escudo en la parte frontal y encima de este se encuentran tres ocelos formando un triángulo muy característico. Tambien en este tagma se  localizan las piezas bucales con una función masticadora.

El tórax es bastante alargado y más delgado que el resto de tagmas, en esta parte se localizan las las diferentes patas, las anteriores con una función raptora y las posteriores con una función locomotora. Tambien dependiendo de la especie pueden presentar hasta dos pares de largas alas que se originara en este tagma. Las patas raptoras están formadas por una coxa casi tan larga como el fémur y tanto las tibias como los fémures están constituidos por unas espinas.

El abdomen este muy alargado y está formado por segmentos y se encuentra una gran parte del aparato digestivo, el aparato respiratorio y los órganos del aparato reproductivo.  El aparato se encuentra en el extremo opuesto a la cabeza y esta situado entre dos cercos y debajo de una placa genital. Generalmente el abdomen está conformado por diez tergitos.

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio de mantodea es como en la mayoría de los insectos a partir de tráqueas que comunican con el exterior. Estas tráqueas están comunicadas con el exterior mediante unos poros conocidos como estigmas que se sitúan a los laterales y a lo largo del abdomen. En algunos casos las tráqueas se ramifican en canales más fino conocidos como traqueolas. En las mismas paredes de las tráqueas se produce el intercambio de gases.

Por lo que las mantis tienen un aparato respiratorio traqueal.

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio de mantodea está formado por un corazón del que se originan dos aortas que llegan a conformar un único vaso sanguíneo en todo el sistema.  El corazón tiene un aspecto tubular y es el encargado de bombear la hemolinfa a todas las partes del cuerpo. La hemolinfa puede quedar varada o disuelta en alguna parte de cuerpo.

Por todo esto, las mantis tienen un aparato circulatorio abierto.

Aparato digestivo

El aparato digestivo de mantodea está formado al igual que los demás hexápodos, por tres partes conocidas como mesodeo, estomodeo y proctodeo. Cada sección está formada por diferentes partes de este sistema digestivo. Por ejemplo. el mesodeo esta conformando por las piezas bucales con las que tritura la comida y absorbe los líquidos, un largo esófago por que conduce a la válvula pilórica. Luego nos encontramos con el estomodeo, en esta parte se localiza el estómago para disolver la comida con enzimas y la gran parte del intestino para recoger los nutrientes. Por último, tenemos el proctodeo que conforma el recto y el ano para expulsar el resto de alimentos que no contengan nutrientes.

El aparato digestivo de las mantis es completo por todo esto, debido a que empieza por la boca y acaba por el ano.

Sistema nervioso

El sistema nervioso de mantodea contiene un cerebro conformado por ganglios y del que se origina un cordón que recorre desde la cabeza hasta el abdomen pasando por el protórax, el tórax y el abdomen. Este cordón se suele ramificar en algunos ganglios. El cerebro está formado por tres parte muy conocidas entre los insectos, el proctocerebro, el deutrocerebro y el tritocerebro. En el caso del proctocerebro está unido mediante nervios a los ojos y ocelos y se encarga de las funciones de los mismos. El deutrocerebro se encarga de las funciones sensoriales de las antenas y el tritocerebro de las funciones de partes del aparato digestivo y el labro.

El sistema nervioso de las mantis es ganglionar.

Clasificación de mantodea y taxonomía

En esta lista se exponen la clasificacióntaxonomía del orden mantodea, conocidos como mantodeos mantis y ejemplos de las especies. 

En la actualidad existe un total de quince familias agrupadas dentro de este orden con más de 2.400 especies diferentes de las cuales unas 16 especies se localizan en España siendo una autóctona de las islas Canarias.

La taxonomía de mantodea o mantis es:

  • Reino: Metazoa
  • Subreino: Eumetazoa
  • Rama: Bilateria
  • Grado: Coelomata
  • Serie: Protostomia
  • FiloArthropoda
  • Subfilo: Hexapoda
  • ClaseInsecta
  • Subclase: Hemimetabola
  • Orden: Mantodea

Reproducción de mantodea

La reproducción del orden mantodea es sexual y muy peculiar, cuando llega el momento o la época de reproducción la hembra se dispone a generar y expulsar unas feromonas para conseguir atraer al macho y en este instante en el únicos a lo largo de toda su vida en la que ambos géneros están juntos. En este momento algunos géneros de mantis, las hembras pueden llegar a comerse al macho durante la cópula o después de ella. Durante la cópula el macho junta sus aparatos reproductores con la hembra e introduce un espermatóforo con el esperma en el interior de la hembra. Esto quiere decir que las mantis tiene una fecundación interna.

Después de la fecundación de los mantodeos, la hembra se prepara para realizar una puesta de huevos en la que puede variar la estación. La hembra pone una “bolsa” con aspecto espumoso para proteger los huevos mientras llega el momento de que eclosionen, esta estructura se denomina ooteca. Cada ooteca puede contener hasta un total de 300 huevos de los que muy pocos sobreviven debido a que entre el comportamiento de las ninfas existe el canibalismo y mucho depredadores. Esto significa que las mantis son ovíparas, ademas presentan un desarrollo directo.

Ciclo de vida de mantodea

El ciclo de vida del orden mantodea por lo general no sobrepasa los seis meses, aunque existen algunas especies que llegan a sobrepasar el año de vida. El ciclo de vida de las mantis se puede encontrar tres etapas notables, la fase de huevo, la etapa de ninfa y el estado de adulto. La fase de huevo suele originarse antes del invierno después de la fecundación en otoño. La hembra adulta pondrá de 100 a 300 huevos dentro de la ooteca y permanecerán dentro de esta hasta el principio de la primavera que eclosionarán con las llegadas de calor.

Después, llega la etapa de ninfas en donde nada más nacer intentarán alimentarse comiéndose unas a otras y después alimentándose de pequeños insectos como moscas de la fruta. En este momento de el ciclo de vida las pequeñas mantis con propensas a ser devoradas por grandes depredadores. Con el paso del tiempo llegará el estado adulto junto con el desarrollo del aparato sexual para poder reproducirse. Hasta este momento han sufrido diversas mudas en las que permanecen inmóviles y dejan de comer durante unos días. Llegado a este punto del ciclo de vida de los mantodeos, solo queda que dos sexos lleguen a reproducirse y se repita el proceso.

Metamorfosis de mantodea

La metamorfosis del orden mantodea es de tipo incompleta y paurometabolia, esto quiere decir que en el momento de nacer a partir del huevo, las ninfas o las crías tienen un aspecto muy similar al el estado adulto y en lo único que se ve una diferencia notable es en que en un juvenil no presentan alas y las van a ir desarrollando según se producen las diversas mudas. Las mudas en la metamorfosis de las mantis únicamente es un proceso de intercambio de un exoesqueleto antiguo por uno nuevo.

Por cada muda, los individuos de mantodeos reciben un nombre especifico, por ejemplo despues de la primera muda, los individuos adquieren el nombre de L1 y después de la segunda L2 y así hasta que alcancen la madurez y el estado adulto.

Alimentación de mantodea

La alimentación de mantodea es muy variada y se alimentan de diferente manera en su estado natural a en cautiverio, también depende del estado de crecimiento en el que se encuentren. Por ejemplo cunado son pequeñas se alimentan de pequeños artrópodos como mosca de la fruta, colembolos, áfidos, pulgones, dípteros o pequeños arácnidos. En un estado adulto los mantodeos pueden tener una alimentación a base de saltamontes, polillas, mariposas, moscas de mayor tamaño, blatodeos, grillos e incluso pueden llegar a alimentarse de alguna cría de algún roedor.

Esto quiere decir que la alimentación de las mantis es exclusivamente carnívora, que son depredadores activos y que en la mayoría de especies son únicamente insectívoros.

Hábitat de mantodea y distribución

El hábitat del orden mantodea tiene una amplia distribución en zonas terrestres y se encuentran diferentes especies sobretodo en climas tropicales, en climas subtropicales y en zonas templadas alrededor del todo el mundo. Las mantis suelen encontrar en lugares donde sus colores o formas de sus cuerpo acompañen con el entorno y suelen permanecer inmóviles en una rama, tronco o piedra al acecho de una presa. Entre los hábitats de los mantodeos, podemos encontrar bosques, selvas, media montaña, manglares, tundra, campos de cultivo, zonas rurales, zonas cercanas a ríos o mares e incluso desiertos.

La distribución de mantodea también es muy amplia, pero en los continentes en los que más diversidad de especies de mantis podemos encontrar es donde favorece el clima como puede ser centro y sur de América, sur de Asia, sur y centro de Europa y Norte de África.

Importancia de mantodea

En la actualidad, la importancia del orden mantodea es beneficiario para el ser humano debido a que estos animales en un cultivo o en un buen depredador para el control de plagas, ademas también controla el número de individuos dentro de una especie en las que se encuentra como presa en su cadena trófica. Por lo que la importancia de las mantis es grande en la diversidad del reino animal y no supone ningún problema con la puesta de huevos o de ootecas para el entorno o para los cultivos debido a que en todas las etapas los mantodeos son carnívoros.

Origen de mantodea

No se tiene muy claro el origen y la evolución del orden mantodea, debido a que no poseemos muchos fósiles tempranos y la variedad de clados paralelos de los que se piensa que fueron parientes. El fósil más temprano que tenemos data de la época de Terciario inferior, hace unos 60 millones de años y se piensa que su origen de las mantis fue mucho más anterior pero no se estima cuanto específicamente.

Deja un comentario